in

Los Bajau: La Tribu que mutó y ahora puede sumergirse a 60 metros bajo el mar

Los Bajau, una comunidad indígena nómada del sudeste asiático, han capturado la atención de la comunidad científica debido a una asombrosa adaptación genética que les confiere habilidades submarinas únicas. Estos hábiles buceadores, conocidos como «los nómadas del mar», han desarrollado una rara mutación que les permite realizar inmersiones prolongadas a profundidades sorprendentes sin utilizar equipos de buceo.

La clave de esta asombrosa capacidad reside en una mutación genética que afecta la gestión del oxígeno en los pulmones. Los Bajau presentan cambios genéticos específicos que les permiten maximizar la eficiencia en la absorción y utilización del oxígeno durante las inmersiones. Esto les confiere la capacidad de sumergirse a profundidades de hasta 70 metros y permanecer bajo el agua durante 13 minutos, superando las capacidades de buceadores entrenados y sorprendiendo a la comunidad científica.

La mutación en cuestión afecta a la capacidad pulmonar de los Bajau, otorgándoles una eficiencia excepcional en la gestión del oxígeno. Los científicos han identificado ciertos cambios genéticos relacionados con la respuesta del cuerpo al buceo, lo que les permite mantener la respiración durante períodos extendidos.

Te puede interesar: ¿Cómo sonaban los DINOSAURIOS REALMENTE? ESCÚCHALOS

Este fenómeno ha sido objeto de estudio para comprender mejor cómo el cuerpo humano puede adaptarse a entornos extremos. Se cree que la mutación podría tener implicaciones significativas en la comprensión de enfermedades respiratorias y la búsqueda de tratamientos más efectivos.

Los Bajau dependen en gran medida de la pesca submarina para su subsistencia, y esta habilidad única ha sido transmitida de generación en generación. Los niños Bajau comienzan a aprender las técnicas de buceo desde temprana edad, y la adaptación genética parece desempeñar un papel crucial en su capacidad para desarrollar estas habilidades.

Aunque esta mutación ha brindado a los Bajau una ventaja en su estilo de vida tradicional, también destaca la increíble diversidad genética presente en las poblaciones humanas. Este caso particular subraya la complejidad y la capacidad de adaptación del cuerpo humano a entornos variados.

Otras mutaciones benéficas del ser humano

1. Resistencia a las enfermedades cardíacas

En la actualidad, las enfermedades cardíacas son prominentes en países industrializados, siendo una de las principales causas de muerte global. La evolución ofrece posibles soluciones a través de genes como Apolipoproteína AI. Una variante llamada Apolipoproteína AI-Milano, presente en una comunidad italiana, actúa de manera más eficiente al eliminar el colesterol y como antioxidante, reduciendo el riesgo de enfermedades cardíacas. Investigadores exploran la posibilidad de crear versiones sintéticas de esta proteína como medicamentos cardio-protectores. Otro gen, PCSK9, también muestra promesa, con portadores de la mutación teniendo un 88% menos riesgo de enfermedades cardíacas.

2. Incremento en la densidad de los huesos

La densidad ósea en humanos está regulada por el gen Low-density lipoprotein receptor-related protein 5 (LRP5). Mutaciones que perjudican su función causan osteoporosis, pero una mutación única podría potenciarla, resultando en una rara alteración genética. Descubierta tras un accidente, esta mutación confiere huesos más fuertes y densos a una familia. Además de resistir lesiones, muestran menor degeneración esquelética relacionada con la edad, con efectos secundarios mínimos, excepto una mayor dificultad para flotar. Empresas farmacéuticas exploran la posibilidad de utilizar esto como base para terapias contra osteoporosis y enfermedades óseas.

3. Resistencia a la malaria

La resistencia a la malaria en humanos se debe a mutaciones en la hemoglobina. La HbS causa glóbulos rojos en forma de hoz, brindando resistencia con una copia y anemia falciforme con dos. En 2001, se descubrió que la HbC también ofrece protección. En Burkina Faso, aquellos con una copia tenían un 29% menos de riesgo de malaria, mientras que los portadores de dos copias experimentaban una reducción del 93%.

4. Visión tetracromática

La visión de color en mamíferos generalmente se limita a dos tipos de conos, pero los humanos tienen tres, heredados de la importancia evolutiva de detectar frutas maduras. El gen del cono sensible al azul está en el cromosoma 7, mientras que los sensibles al rojo y verde están en el X. La mutación de uno de estos genes en mujeres, en lugar de desactivarlo, crea una visión tetracromática al tener cuatro receptores de color. Aunque raro, se han registrado casos, como una mujer que mostró resultados consistentes con un tetracrómata en un estudio.

Fuentes:

  1. PNAS. «Physiological and Genetic Adaptations to Diving in Sea Nomads.» (2018). Disponible en: https://www.pnas.org/content/115/22/E5153
  2. National Geographic. «This Tribe Holds the Secret to Human Survival Underwater.» (2018). Disponible en: https://www.nationalgeographic.com/science/article/bajau-sea-nomads-free-diving-spleen-enlarged-spleens
  3. Ilardo, M. A., Moltke, I., Korneliussen, T. S., et al. «Physiological and Genetic Adaptations to Diving in Sea Nomads.» Cell, 173(3), 569-580. Disponible en: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/29677510/
Comentarios Facebook
"Ni electricidad, ni alimentos, ni combustible": Israel anuncia contraataque completo a Gaza

«Ni electricidad, ni alimentos, ni combustible»: Israel anuncia contraataque completo a Gaza