martes, 27 de enero de 2015

El papa Francisco y las inquietantes coincidencias con las profecías apocalípticas de Nostradamus y Malaquías


Desde la asunción del argentino Jorge Mario Bergoglio como el nuevo papa Francisco, son varias las vertientes que comenzaron a identificar al primer sumo pontífice latinoamericano y de la orden jesuita como 'el papa del fin del mundo'.


Cabe destacar, a la hora de recordar las profecías de Nostradamus, que al líder jesuita suele llamárselo 'papa negro'. Al respecto, el profeta dijo que un "rey negro" en el trono del Vaticano sería el último antes de que el mundo sucumba al advenimiento del Apocalipsis: "Al principio habrá enfermedades mortales como advertencia; luego habrá plagas, morirán muchos animales, habrá catástrofes, cambios climáticos y finalmente empezarán las guerras e invasiones del rey negro".
Así mismo, la profecía de San Malaquías sostiene que el último papa antes "del final de los tiempos" será el número 112 desde Celestino II, en el siglo XII, bajo cuyo mandato "la ciudad de las siete colinas será destruida". En los manuscritos de Malaquías, la ciudad de las siete colinas es Roma, por lo que muchos vinculan la asunción de Francisco con el final de la iglesia católica y, otros, con el fin de la humanidad. Además, el actual es el papa número 112 desde la época anunciada por el profeta.


Entre los más supersticiosos se interpreta como un símbolo inequívoco el hecho de que a última hora del martes, día de la primera votación del cónclave, la luz nocturna de la cúpula de la Basílica de San Pedro, en el Vaticano, se cortó repentinamente. Por si esto fuese poco, un rayo golpeó la cúpula de la misma basílica apenas un día después de que Benedicto XVI dimitiera.
Powered by Ojo Sabio